10 productos de herbolario imprescindibles para tu salud

Los productos de herbolario son muy útiles a la hora de prevenir y tratar muchas dolencias, así como para mejorar nuestro bienestar. En el herbolario no sólo encontramos plantas medicinales para elaborar infusiones.

 

Los herbolarios tienen a nuestra disposición una amplia variedad de productos ecológicos, de naturopatía, homeopatía y fitoterapia. Los productos ecológicos tienen cada vez mayor demanda, ya que las personas nos estamos concienciando de la importancia de huir de las elaboraciones industriales, con químicos y pesticidas. El cultivo natural ayuda a conservar todos los nutrientes de las plantas, por lo que su consumo es mucho más beneficioso para el organismo.

 

Ahora bien, de entre todos los productos de herbolario que podemos encontrar, ¿cuáles son los más eficaces y saludables?

 

Los productos de herbolario más saludables

 

En primer lugar, como ya hemos comentado, los productos ecológicos son más saludables y eficaces que los de producción industrial. En segundo lugar, hay una serie de plantas y productos muy útiles a la hora de aportar nutrientes valiosos para el organismo y principios activos que ayudan a sanar muchas dolencias. Veamos cuáles son.

 

Agua de coco

Rica en minerales, vitamina C y fibra, es perfecta para añadirla a batidos, helados y postres en general.

 

Aceite de lino

Se debe consumir prensado en frío. Las semillas de lino son ricas en ácidos grasos esenciales, que ayudan a regular el colesterol y cuidan el corazón.

 

Copos de avena

Los copos de avena, sin azúcar añadido, son ricos en vitaminas, minerales e hidratos de carbono. Ayudan a combatir el cansancio, por lo que son un excelente desayuno. También se pueden triturar para usarlos como sustituto de la harina en los rebozados.

 

Chucrut

La col fermentada es rica en vitamina C, que ayuda a mantener enn buen estado nuestro sistema inmune. Se suele consumir en ensalada o como acompañamiento.

 

Estevia

La estevia es un edulcorante natural sin calorías que sirve para regular los niveles de glucosa. La encontramos en diferentes formatos (líquida, en polvo o en grajeas). Lo importante es asegurarse de que su ingrediente principal es la hoja entera y de que no lleve ingredientes extra.

 

Gomasio

Si quieres sazonar tus platos con menos sodio, el gomasio es una mezcla de semillas de sésamo y sal marina (a veces, combinada con algas) que sirve para condimentar al tiempo que aporta calcio, vitaminas y proteínas.

 

Kuzu

Se emplea como sustituto del almidón de maíz para espesar dulces, sopas, arroces, salsas o verduras. Es un alimento probiótico que regula el tránsito intestinal y alivia los dolores de cabeza.

 

Mijo

Es una gran fuente de hierro y magnesio que se puede emplear para añadir a las ensaladas y para todo tipo de guisos. Su aporte de magnesio lo hace muy útil para combatir el cansancio mental.

 

Shirataki

Conocida también como pasta sin calorías, se elabora a partir de la planta del konjac. Es un sustituto de la pasta tradicional sin carbohidratos ni azúcares ni grasas. Su aporte calórico es muy bajo pero es una importante fuente de fibra.

 

Pasta miso

Se obtiene de la soja fermentada con sal marina. Añadida a caldos y guisos aporta mucho sabor y es una importante fuente de proteínas vegetales. Se debe agregar al final de la cocción para que no se destruyan sus microorganismos. Es antioxidante, regula el colesterol y equilibra la flora intestinal.

Comparte esta entrada: